ME HE TRASLADADO A www.kialaya.com/blog

EN BREVE SERÁS REDIRIGIDO A MI NUEVO BLOG.

jueves, 14 de agosto de 2008

Con bicicleta y a lo loco

Siempre estoy escuchando acerca de los pobres ciclistas que no tienen carril bici por ningún sitio en Málaga y que los conductores de coches somos muy malos con ellos y los atropellamos por doquier. Pues no es así exactamente.

Me explico; es cierto que Málaga es una ciudad muy poco amigable con los ciclistas, con apenas carriles bici y debería de haber más. Pero lo que no es cierto es que seamos los conductores de coches los malos de la película siempre. Personalmente, todas las veces, unas 4 o así desde que conduzco, que he estado a punto de tener un accidente con una bici ha sido culpa suya.

El problema de los ciclistas que conducen por la ciudad es que confían demasiado en la maniobrabilidad de sus transportes y se creen que no tienen por qué respetar las normas de conducción que rigen a todos los demás vehículos. Así, un ciclista se saltará a la torera los semáforos; porque sí, porque él lo vale.

Hoy me he llevado un susto mayúsculo yendo a trabajar. Iba por el paseo marítimo en dirección al centro y no iba quizás todo lo atenta que suelo ir porque era muy temprano por la mañana y en esa carretera tan recta realmente lo único que tienes que estar pendiente es de pararte en cada semáforo y luego seguir. Justo en un semáforo, al ponerse verde (yo sólo estaba pendiente del semáforo) yo he iniciado la marcha dándome cuenta por el rabillo del ojo que los coches de la raqueta a la izquierda estaban perfectamente parados como deberían de estar. Pero de repente me he dado cuenta de un movimiento delante de mi coche que no debería de haber, una bicicleta estaba pasando justo por delante mía. He frenado como es natural y el ciclista ha pasado hacia mi derecha. Pero el sudorcillo frío me ha recorrido la espalda. No le he dado porque estaba más despierta de lo que yo me creía y porque yo no arranco acelerada. Fácilmente me podría haber llevado el ciclista por delante y estoy 100% segura que esa bicicleta se había saltado el semáforo. Si mato o lesiono gravemente a ese hombre, la culpa es suya, sí, pero el cargo de conciencia no me lo quita nadie. Esa conciencia que no parece afectar a algunas personas como recordaremos de principios de año.

Así que pediría a todos los que lleváis bici que tengáis un poquito más de cuidado, que el no tener accidentes empieza por que vosotros respetéis las señales y las normas de conducción. Y no estaría de más tampoco que se pusieran cascos como deben hacer las motos.

Imagen: "Ciclistas" de Areta en Flickr durante una de las salidas de Ruedas Redondas, una asociación malagueña que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte.

6 comentarios:

Banyú dijo...

La bicicleta es muy peligrosa, la gente se flipa demasiado a veces. Yo sólo la cojo por el campo, pues sólo la uso por hacer deporte. Y es impresionante. De hecho en cuatro horitas y media salgo para ver amanecer :D

Kialaya dijo...

La bicicleta es peligrosa aquí porque la gente se piensa que al no tener un motor pueden hacer lo que sea con ella y porque no hay carriles ni las calles están habilitadas. Obviamente otra cosa es en ciudades como Munich donde la gente iba en bicicleta sin problema alguno porque la ciudad entera está llena de carriles bici. Pero para empezar, tenemos nosotros que concienciarnos de su uso pienso yo.

salsa malaga dijo...

Soy conductor desde hace unos 26 años y ciclista desde pequeñajo. Me juego la vida cada vez que me doy un paseo con ella.

Hoy no tengo ganas de feria. Estuve anoche y ya he quedado para mañana noche. Esta noche me apetece un paseo de unas 3-4 horas.

Llevo casco por si me caigo. Si me atropella un coche el casco sólo sirve para ahorrar un poco de trabajo a los de Limasa. Llevo chaleco reflectante y luces a pilas tanto atrás como delante.

No te imaginas el cuidado que gasto, y a la más mínima estoy frenando.

Desde que conduces, has tenido unos 4 sustos. Los mismos que yo tengo cada vez que cojo la bici.

Seguro que conoces a algún ciclista en tu círculo de amigos. Pídele un día la bici y haz un recorrido urbano de varios kilómetros. Cambiará tu percepción sobre las bicis. Seguro.

Un abrazo, Antonio.

Kialaya dijo...

Pues Antonio, me vas a permitir que te diga que eres la excepción que confirma la regla. Todo el mundo debería ir con el cuidado que vas tu pero lamentablemente no es así. Los conductores de coches hacemos lo que podemos pero yo no puedo ser adivina para imaginarme que de repente se me va a cruzar una bici que me adelante por la derecha y me cruza para ir a la izquierda en una calle de un solo carril (caso verídico). Que luego hay muchos conductores de coches que son unos cafres y salen del semáforo antes de lo que deberían o se lo saltan y se llevan por delante a un ciclista? No te lo voy a negar, pero entiende que yo hablo desde mi experiencia y punto de vista.

Por cierto, fui ciclista de joven y constancia de ello queda en la cicatriz de mi brazo izquierdo por culpa de dos conductores de coche. Gracias, pero creo que pasaré de pedirle a nadie la bici para un recorrido urbano. Prefiero los patines.

salsa malaga dijo...

Hola kialaya. Anoche fue una excepción. Sólo tuve que meter frenos cuando un coche se saltó una prohibición de giro a la izquierda para coger una calle que de otra forma sería prohibida. Por lo demás, un paseo estupendo.

¿Patines dices? Estoy deseando aprender. Me compré unos hace poco para participar en el día del patín, pero tuve que abandonar el paseo.

No se patinar.Caerme no me caigo, pero cualquier persona andando me adelanta. A ver si saco tiempo algún día y aprendo.

Los de Malaga Patina tienen clases los lunes 21:00 horas, pero a esa hora estoy trabajando.

Es una de las cosas que tengo que hacer ya en este año, junto a aprender a nadar.

Un abrazo, Antonio.

Kialaya dijo...

Si no tienes ni idea de patinar no te recomiendo te metas en el Día del Patín vamos, yo casi me mato cuando participé creo que fue hace dos años. Tengo las fotos en mi Flickr, puedas verlas si quieres. Es que le Día del Patín, al menos ese año lo hicieron por las calles del centro de Málaga y por si alguien no se ha enterado son muy empinadas. Creo que... sí, escribí un post sobre ello, aquí tienes.

No es demasiado difícil aprender y es muy divertido, te animo a que lo intentes. No he ido a las clases de esa gente quizás debería y veo qué tal porque ya estoy oxidada, hace mucho que no salgo.