ME HE TRASLADADO A www.kialaya.com/blog

EN BREVE SERÁS REDIRIGIDO A MI NUEVO BLOG.

martes, 13 de enero de 2009

El acento andaluz es de chiste

Más o menos eso dio a entender la política Montserrat Nebrera al atacar verbalmente a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

Y es que pocas veces he visto a un político meter la pata de manera tan monumental contra toda una Comunidad Autónoma y no una vez, sino dos, porque no sólo dice que la ministra "tiene un acento que parece un chiste" y la llama "cosa", luego encima tiene que arreglarlo explicando que cuando ella llama a Córdoba no entiende ni papa porque no está acostumbrada al acento andaluz. Como luego ella misma dice en su blog es absurdo ver esta "tontería" convertida en noticia cuando hay otras cosas que son muchísimo más importantes. Vale, hasta ahí estoy de acuerdo con ella.

Pero señora, ha metido usted la pata hasta el fondo, lo que dijo se le escapó y estaba claro que lo pensaba. No se dice que un "acento es un chiste" si no se piensa de verdad. Y el problema es que al criticar el acento de la ministra ha claramente hecho burla del acento andaluz en general. Cero patatero en "ser políticamente correcta" y un 10 en quedar a la altura del betún. Incluso aunque de verdad se hubiese equivocado, aunque haya tratado de pedir perdón en su blog aludiendo a que ella se refería a "su tono", está claro que ha ofendido a mucha gente, gente que no se lo van a perdonar fácilmente y ya está notandoalgunas de las consecuencias.

Me resulta curioso que ella afirme que "yo no me burlo de las personas nunca". Si lo que he escuchado por la radio y he leído en su blog no es burlarse, que alguien venga y por favor me explique en condiciones la definición de dicha palabra. Y me da igual que pueda o tener razón al decir que la ministra no sabe hablar o que se aturrulla. Independientemente de las cualidades dialécticas de la ministra, esta señora se tenía que haber mordido la lengua. Habría que escucharla a ella si hubiese sido otro político el que se metiera con el acento catalán.

El día 15 de enero, este jueves, estará en el programa "Los Desayunos de TVE" que conduce Pepa Bueno y donde dicen que contestará a las preguntas que le envíen los usuarios. Si los comentarios que he estado leyendo por la web se parecen a las preguntas que le enviarán, no me gustaría tener que moderar el correo.

No hay que exagerar hacia un lado ni hacia el otro. Yo siempre me he sentido muy "andaluza". Me gusta nuestro acento, no lo oculto cuando voy fuera (que no es lo mismo que ser capaz de cambiar de registro cuando he tenido que dar noticias en la radio y suavizarlo) y me siento orgullosa de mi gente y de mi tierra. Y no entiendo por qué eso tiene que estar reñido con sentirse española y sentirse europea y ya puestos, sentirse humana. Estar orgulloso de tus raíces no es nada malo, siempre y cuando no por ello menosprecies las de los demás y les des el mismo valor, algo que es fundamental para una convivencia con otras culturas y nacionalidades.

He leído por ahí un texto que quisiera compartir: "El habla andaluza nos identifica como pueblo, nos empapa el corazón de Olivos, de Jara, y de colores verdes intensos. Nuestro acento nos proporciona retales de vivencias comunes y una cultura y sentimiento colectivo, que esta confundida "señora", no puede ni podrá nunca arrebatarnos." Aunque falta aquí el olor a sal, el ruido de las olas, el azul intenso del mar. Quien lo escribió sería del interior y no tuvo en cuenta los colores y sentimientos de los que vivimos por la costa.

Vía: Pateando el Mundo

7 comentarios:

Wikichipi dijo...

Como filólogo y amante aferrimo de la Fonética, he de intervenir:
La señora ministra no pronuncia correctamente.
Una cosa es la fonación con ciertos patrones, que favorecen el entendimiento común de los hablantes, y otra bien distinta es la exageración de un acento.
Un acento de identifica a un pueblo, y esa es una idea que se nos ha intentado inculcar desde pequeñitos en el colegio, estudiando las variedades del andaluz... Sopipanda cagada por parte del sistema andaluz de educación, pues lo único que se nos enseña, son las reglas de la fonación andaluza, cosa la cual no tiene ningún sentido.
Intentar hacer una lengua una seña de indentidad, es un gesto nacionalista de muy mal gusto, pues como se puede observar en el caso Vasco, los hablantes de euskera no hablan euskera, pues hay 5 variedades, (hasta donde yo se). Lo mismo pasa con el acento andaluz.
Cosa aparte, los andaluces de toda la vida nos hemos ganado la fama de vagos e ignorantes, como los catalanes se ganaron la fama de tacaños, con la diferencia de estos últimos hicieron algo por evitarlo y cada vez se oye menos el tópico del catalán 'agarrao', pero sigue existiendo el papel de chacha andaluza en las series de televisión.
Volviendo al tema de la ministra.
Esta señora, aparte de tener un acento forzado, tiene una locución de dudosa calidad para alguien que en teoría debería ser capad de transmitir ideas con cierta fluidez. Se atasca al hablar, utiliza terminos incorrectos, se queda en pausas de "ehh" para volver al hilo de lo que estaba contando.
Es de risa a mi entender.

Como conclusión, añadir que no me siento andaluz, ni español... Al menos no es los días que corren... Debido a que se planteen debates sobre idioteces del calibre de las planteadas en el articulo de Marta, en vez de ocuparse la clase política de los verdaderos problemas de la sociedad española.
Pais de palmas y panderetas...

Juan Ángel dijo...

Todos tenemos nuestro acento y nuestra jerga, y, al igual que yo uso las expresiones del bable que conozco de toda la vida, respeto y comparto el gusto porque cada persona permanezca con el modo de hablar con el que ha vivido. Es una riqueza cultural que no debe perderse nunca, ni muchos verse menospreciada por la ignorancia de algunos.

Manuman dijo...

Lo siento, he querido leer el comentario, pero me ha dolido eso de declararse "filólogo y amante aferrimo de la fonética".

Venga hombre, que hay correctores en firefox que nos corrigen esos errores.

Wikichipi dijo...

@manuman,
Wops, se me fue el dedín, sorry. ^^ Acérrimo. Acérrimo amante de la fonética. Una mala tarde la tiene cualquiera.
Lo de fonetista no es algo que diga por decir, trabajo en laboratorio de fonética de la universidad de Sevilla.
P.D.: Acérrimo no viene en el diccionario de Firefox.

Wikichipi dijo...

@Juan Angel, estoy de acuerdo contigo en que es una riqueza cultural.
Por otro lado, Montserrat Nebrera ha sido un poco inconsciente de lo que hacia y ha demostrado una falta de tacto y de sentido de la diplomacia(diplomacia, eso es básicamente de lo que se encarga la política en nuestros días, por que arreglar problemas, pocos arreglan), al cascarle ese pastelazo lingüístico a su partido, pues este tiene alcance nacional. No es tolerancia de lo que puede presumir el PP precisamente.

abuelonet..com dijo...

He leido tu pots y como buen andaluz que soy me ha gustado lo que defiendes tu patria chica,los andaluces hemos de defender nuestro acento que a nosotros tanto nos gusta y no es un chiste como dide esa señora.
Un saludo andaluza.

Kialaya dijo...

@Wikichipi Winceramente dudo que tenga nada que ver lo de la lengua vasca con el acento andaluz. No hablamos una lengua distinta, es la misma lengua con distinto acento. Y como ya dije, nadie discute que la ministra no tenga grandes dotes de oratoria, pero es de pocas luces coger y decir lo que dijo Nebrera cuando sabes que se va a aplicar a todo un pueblo. Y precisamente esa señora debería de ser la primera que se intentara ocupar de problemas más serios en vez de meterse políticamente con una ministra por el acento.

@Juan Ángel Totalmente de acuerdo contigo. Me parece que cada acento que tenemos en España tiene su valor. La verdad es que asturiano no he escuchado apenas, a ver cuándo pudiera darme una vuelta y visitar el norte que me gustaría así como la cercana Galicia.

@Abuelo.net Un saludo igualmente, me alegro de que te pareciese bien mi defensa. Yo es que la primera vez que la escuché me ardió la sangre, vamos, no lo pude evitar.