ME HE TRASLADADO A www.kialaya.com/blog

EN BREVE SERÁS REDIRIGIDO A MI NUEVO BLOG.

jueves, 24 de mayo de 2007

Alumnos violentos y sociedad permisiva

Me resulta completamente incomprensible algunas de las cosas que pasan últimamente con los alumnos de colegios o institutos. Porque alumnos burros y hasta violentos los ha habido siempre pero creo que el nivel de violencia y sobre todo de permisividad que se está alcanzando en la sociedad es preocupante. El que un alumno tenga narices de pegarle una paliza a un profesor mientras que lo graban todo en movil o lo sucedido recientemente a una alumna de marbella creo que está llegando ya a unos límites insospechables. Va a quedar muy cliché, lo sé, pero no puedo evitar pensar que "en mi época de estudiante esto no era así". Yo recuerdo perfectamente en mi primer colegio que al profesor se le llamaba "Don Victor", se le trataba de usted, te castigaban sin recreo como dijeras insultos o palabrotas. Y no, no era un colegio de monjas ni mucho menos. Sencillamente se enseñaba respeto. Que creo que es algo que los jóvenes de hoy día no están siendo enseñados. Algo tan simple como el respeto al prójimo (a tus compañeros) y a tus superiores (porque eso es lo que son los profesores a ver si nos enteramos). Y están perdiendo el respeto porque han perdido el miedo. El miedo a la represalia y el miedo a las consecuencias de sus acciones.

Y no, no es que piense que haya que volver a pegar con la regla en la mano en plan época de Franco ni hay que amenazarles con encerralos en un cuarto oscuro. Pero la permisividad, la total pasividad con que se actúa es tremenda. Los niños siempre van a "empujar", van a ver hasta dónde pueden salirse con la suya y si se les permite, cada vez irá a más. Y eso es algo que tienen que parar en seco los padres a edades tempranas. Luego cuando van al colegio ya llegan maleducados pero es que encima de que los padres no han cumplido con su deber, le quitan a los profesores el derecho a ejercer esta educación. Hoy día los profesores no te pueden castigar, no te pueden gritar y pobre de ellos como te toquen un pelo de la cabeza. Pero bueno, ¿pero es que acaso se creen que un niño se va a traumatizar por ello? Que no pasa nada, que lo necesitan, que no hablamos de pegarle una paliza al niño. Se trata de educarle, y un buen azote en el culo a tiempo (justificado plenamente) hará maravillas para evitar tener que meterlo en un correccional más adelante. Si no, para cuando llegan a los institutos, son ya monstruos que saben perfectamente que pueden hacer lo que quieran y sin ningún castigo.

Que los profesores sufran depresiones, malos tratos, amenazas constantes, que no puedan ejercer su profesión que es EDUCAR, es sencillamente incomprensible. Y más cuando hasta se ven obligados a exigirle al Ministerio de Educación que incluya en la LOE soluciones porque se encuentran totalmente desamparados. Algo está fallando, algo no funciona, y más vale que lo arreglemos a tiempo antes de que sean esos jóvenes los adultos de mañana.

3 comentarios:

ajovin dijo...

De acuerdo en tus palabras, pero lo cierto es que este problema es de compleja solución. Muchas veces los propios padres no están por la labor de ayudar y parte del profesorado tampoco quiere una implicación seria de las APAs que podrían ayudar en poner más orden a través de colaboraciones o directamente plantando cara a las familias conflictivas.

Carlos Mantero dijo...

Yo tengo un hermano que aún va al colegio y tras ver ciertos comportamientos de los niños, además de las reacciones de sus profesores te das cuenta que lo que expones es totalmente cierto, la permisibilidad es mucho mayor que hace unos años.

Si esto ya se observa a partir de unos pocos años, no es de extrañar que cuando llegan a adolescentes cometan grandes aberraciones como esta.

Gi dijo...

No, no, no y no. Justamente de eso se trata, cuando los padres dejen de pegarle a los hijos, los hijos dejarán de aplicar la violencia sobre los demás.
Un azote, un cachete, "dar en el culo" es violencia, lo justifiques como lo justifiques.
Yo educo a mi hija sin violencia, ni en la manito para que no toque algo, ni en el culo para q no haga algo y ningún tipo de violencia fue nunca aplicado en ella ni como descarga, ni como método educativo, simplemente se educa viendo la violencia en todas sus formas como algo inaceptable.
Y te aseguro..... es la más educada, respetuosa y buena!
Tiene 4 años y medio, y tiene sus días de berrinche, tiene sus momentos de gritar, tiene sus momentos difíciles al igual que todos los niños de su edad, pero es una niña muy dulce e inteligente, que sabe que pegar está mal, y que ser padre no da permiso para hacer algo que está mal!!!!!!!

La educación y la disciplina no estan reñidas con la ternura y el amor, educo a mi hija con explicaciones, muchas charlas, cada tema merec un momento de explicación, y si hay algo que no se toca l e explico por qué no se puede, y se lo explico todas las veces que ella lo necesite, pero no le doy un cachete para q el "no" sea definito e inexplicable.

Ya traté varias veces este tema en mis blogs, y siempre llego a la misma conclusión "la violencia engendra violencia".

;)

Un saludo!!!!